5 de febrero de 2011

Cómo hacerse un cuaderno a medida

Hola a todos,

Tras mis esfuerzos con Ladrones de cuadernos, tengo este blog un poco abandonado, así que para esta temporada me gustaría introducir nuevos aspectos y secciones que espero que os gusten.

¡¡AL GRANO!!

1º El papel; El papel es el gran problema cuando queremos comprar un cuaderno, nunca encontramos uno de nuestro gusto, así que ahora tenemos la ventaja de que podemos elegir el papel antes que el cuaderno. Podéis comprarlo directamente del tamaño y calidad que queráis, esto te permite personalizarlo mucho más, pues podéis hacerlo del grano y grosor que más os guste. Yo el papel ya lo tenía, es de acuarela de 300gr y además, decidí intercalarlo con unas cartulinas de colores para que me diera más juego a la hora de hacer dibujos.


2º Caratula del cuaderno; Esto es lo más importante, pues es lo que le dará identidad a tu cuaderno. Tiene que ser una cartulina no muy gruesa, pues cuando lo llevemos a encuadernar si es demasiado gordo (como el cartón piedra) en ninguna imprenta nos lo aceptarán, pues no cabe en la máquina de encuadernar. 

Así que del mismo blog de dónde saqué el papel, recorté un trocito del tamaño de todas las hojas del resto del cuaderno ( 10x15 cm)



3º Elegir el papel y forrar la carátula; Puedes forrar ese trocito con el papel que te apetezca, hay millones de papeles preciosos para elegir, incluso algunos que simulan la tela y el cuero. Yo tengo unos de IKEA en colores rojos que compré por 3€ seis rollos de 3 metros. cada uno Así que aunque la calidad de papel no es muy buena, para este motivo y con mucho cuidado puede servir.


Recortamos un trozo dejando que sobre un poquito por arriba y otro poquito por abajo. Le damos la vuelta al papel por la llamada "parte fea" y le pegamos el cartoncillo que será la portada. 

Ahora pegamos dos de los laterales y los otros dos los doblamos en triángulos (como en la imagen) y lo pegamos todo al cartoncillo (igual que en la 3º imagen). 

Repetir este proceso para la pasta trasera del cuaderno, o añadir simplemente una cartulina.




Una vez que ha quedado ya todo doblado, pegado y con las esquinas bien acabadas, recortamos otro trozo de papel de regalo del mismo tamaño que el cartoncillo para pegarlo en la parte trasera. Yo lo he hecho del mismo color, pero con una cartulina en rojo hubiera quedado muy chulo también, esto ya es a la imaginación de cada uno.


4º. Decorar al gusto; Ahora puedes hacer varias cosas, si el papel está muy bonito, dejarlo como está y punto, pero si ese día tienes ganas de manualidades, puedes seguir con la decoración y hacerte un collage en la misma portada. 

Como yo soy de las de "antes muerta que sencilla", pues he añadido unas pegatinas (jijijiji). Cuando terminéis vuestra obra maestra, recomiendo forrarlo con papel transparente de pega-pega, ese con el que los papis  forran los libros del cole.




5º. Encuadernarlo; Llevar a una imprenta para que lo encuadernen. Yo quería me lo encuadernaran por la parte de arriba, pero el muy PIIIIIIIIIIIIII de la imprenta se confundió y no me quedó más remedio que suspirar.




6º ¡¡Disfrutarlo!!.Os aseguro que a este cuaderno le tendréis más cariño que al resto, más que nada por el trabajillo y porque tendrá tu papel y tamaño favorito.

Un besazo desde BRICO-CONXY

Blogger templates