30 de julio de 2010

Mi primer cuaderno de viaje


Cuando era pequeña, mi padre me regalaba agendas de propaganda cada final de año. Esas agendas me servían de diarios personales, y aun conservo la mayoría de ellas. Durante mi etapa de la universidad deje de escribir, y no se pueden imaginar cuanto me arrepiento.

Mis diarios no han sido solo una mera narración de lo que me ocurría, sino que siempre han sido completados con millones de textos gráficos, de acuarelas y técnicas que tal vez yo pensaba que estaba inventando, y créanme, es un placer ver los cuadernos que con 9 años elaborabas, y una locura compararlos con los que hago ahora, supongo que dentro de 25 años me pasara lo mismo con los que recientemente estoy haciendo.

PRIMER CUADERNO DE VIAJE
Cádiz




El primer regalo que le hice a mi actual y futura pareja, fue un cuaderno que elabore en nuestro primer viaje juntos (a Cádiz), le hizo tanta ilusión que a partir de entonces he retomado mi vieja costumbre y cada vez que visitamos cualquier lugar me gusta dejar una expresión grafica y textual de ello; recopilar tickets, servilletas, sobres de azúcar, etiquetas de bebidas, entradas a museos, y cualquier cosa que me pueda servir para hacer una buena historia. Como se puede apreciar, son todas las cartulinas y papel de acuarela encuadernadas con papel piedra muy bien forrado (me encantan las manualidades) y con el simple cierre de un lacito. Es muy original forrarlos con papel que has comprado en el mismo lugar al que has viajado.




Con ello hemos descubierto que los viajes son más intensos, y que prestas más atención a cosas que antes ni mirabas. Yo he tenido la suerte de recopilar cada una de nuestras aventuras desde que estamos juntos, y ojala pudiera seguir con esta espectacular y sabrosa costumbre.

Blogger templates